Normas de Convivencia

El hecho educativo es principalmente una relación entre personas. La calidad de la educación depende, en buena medida, del cuidado que se pone en la relación entre los miembros de la Comunidad Educativa.

En un grupo humano tan heterogéneo como es un centro educativo, los intereses de sus miembros y las relaciones que se establecen entre ellos, son muy variados y dependen en muchas ocasiones del carácter de las personas.

Por esta razón es imprescindible establecer unas pautas que hagan posible una convivencia armónica entre todos.

Una adecuada armonización de los derechos y deberes de todos, es el único camino posible para el desarrollo y el crecimiento de las personas.

La aplicación del Código de Convivencia tiene como propósito el fortalecimiento y el desarrollo integral de los actores de la comunidad educativa, conformada por las autoridades, los docentes, los estudiantes y las familias, en el ejercicio de sus obligaciones y derechos. Son necesarias la elaboración y la aplicación de esta norma de convivencia para nuestra institución, como una referencia fundamental en el comportamiento de cada miembro de la comunidad educativa, dentro del establecimiento y fuera del mismo.

Media