1

Bienvenida

A través de esta página “web”, que es como una ventana abierta al mundo, y a través de la cual nuestro centro educativo puede ser escuchado por todos, doy la bienvenida más cordial a quienes se sienten “verbitas” de corazón, a todos nuestros amigos y a quienes se interesan por todo lo que sucede en estas viejas aulas, y en otras no tan viejas. 

Este centro educativo nació por iniciativa del Obispo de la Diócesis de Guaranda, Monseñor Cándido Rada Senosiain, que respondía así a la reiterada exigencia de un grupo de mujeres comprometidas con la educación cristiana -y que eran lideradas por la señora Dina María del Pozo-, como centro particular de educación, en el año 1958. Nació con el nombre de “Colegio San José”, pero a los pocos años de su fundación, la Diócesis de Guaranda encomendó la administración de este centro a la Congregación de los Padres del Verbo Divino. El nombre oficial pasó a ser el de “Colegio San José del Verbo Divino” y, poco después, el nombre se quedó solamente en “Colegio Verbo Divino”. 

En el año 1981, el Ministerio de Educación, respondiendo a las gestiones de los Pa- dres del Verbo Divino, y de una manera muy particular a las del Lcdo Telmo Hernández Martínez, ya jubilado, y Rector del centro por aquel entonces, resuelve unificar varios cen- tros particulares diocesanos: el Colegio, la Escuela, y la sección de Educación Parvularia, en uno solo. Y se unifican bajo el nombre de “UNIDAD EDUCATIVA FISCOMISIONAL VERBO DIVINO”. 

Desde 1981, por lo tanto, oficialmente, dejaron de existir el Colegio Verbo Divino por un lado, la Escuela Verbo Divino por otro y, por supuesto, también el Parvulario Verbo Divino. Hace tres años, con la normativa vigente, el nombre se ha simplificado, y oficialmente es “UNIDAD EDUCATIVA VERBO DIVINO”, sin perder por eso dos notas características fundamentales de su naturaleza e identidad: sigue siendo, como siempre fue, una entidad privada sin fines de lucro y, a la vez, conserva desde 1981 su naturaleza de centro educativo “fiscomisional”. Pero la forma más común de referirse a nuestro centro en nuestro entorno, y en toda la ciudad de Guaranda, es “COLEGIO VERBO DIVINO”, o simplemente “EL VERBO”. Así es el lenguaje: los estudiantes usan las palabras con las que creen que mejor se identifican con su querido centro educativo. Y dicen: “yo voy al Verbo”, “soy del Verbo”, soy “verbita”.. 

Así que aquí sigue “EL VERBO”, año tras año, trabajando con paciencia, en silencio, sin alardes ni pretensiones de protagonismo, como un verdadero centro de educación cristiana al servicio de Guaranda y de la Provincia de Bolívar. 

Desde el año 2000, la Diócesis de Guaranda ha encomendado la administración del “VERBO” a la Congregación de los Hermanos de la Sagrada Familia. Estamos los Hermanos aquí ya 16 años, colaborando en esta magnífica obra educativa y nos sentimos tan “verbitas”, o tan “verbitos” -la tarea de discutir la conveniencia de usar uno u otro término, se la dejo a nuestro maestros de Lengua y Literatura- , tan “verbitas”, decía, como el que más. Pero el centro sigue siendo lo que desde 1981 siempre fue y seguirá siendo: un centro de derecho privado y propiedad de la Diócesis de Guaranda -que no de la “Curia”, como a veces se escucha por ahí-, y con carácter fiscomisional. 

Los Hermanos de la Sagrada Familia estamos al servicio de este centro educativo, tenemos la tarea de dirigirlo y administralo, y a esa tarea entregamos el cuerpo y el alma. A veces cometemos errores y de vez en cuando tenemos aciertos, y ayudamos a conseguir, junto a nuestro magnífico claustro de profesores, pequeños o grandes éxitos académicos. Tenemos la obligación, como Hermanos de la Sagrada Familia que somos, de configurar este centro educativo según nuestro propio estilo -carisma, decimos nosotros-, y respetar la historia y las características peculiares que nuestro “VERBO” siempre ha tenido. 

Los Hnos de la Sagrada Familia, con el lema original de nuestro Fundador, el “Vene- rable Hermano Gabriel Taborin”, que dice así: “IN ORATIONE, LABORE ET CHARI- TATE: PAX”, mantenemos nuestro firme compromiso de hacer del «VERBO DIVINO” un centro de educación cristiana, un lugar de trabajo y esfuerzo académicos en busca de la excelencia, un lugar de convivencia fácil y armónica, un centro abierto al mundo, a las necesidades y aspiraciones de los jóvenes, y un lugar de búsqueda de la verdad, de la ciencia y del buen uso de las nuevas tecnologías. 

Pero sobre todo, queremos que nuestro «VERBO» sea un lugar de encuentro de personas comprometidas con un mundo más justo, por la fe y la esperanza que comparti- mos en Jesucristo, “EL VERBO DIVINO” auténtico y único. Él se ha metido en nuestra historia, en nuestra geografía y en nuestro tiempo, en todos los tiempos, y da sentido a todo lo que pensamos, a lo que proyectamos y a lo que hacemos. Bienvenidos todos al “VERBO”, a nuestro querido “VERBO”. 

 

Miguel Ángel González

Hermanos de la Sagrada Familia

Rector 

 

Noticias